Syriza en gallego significa esperanza

A mucha gente le han sorprendido los resultados de la Alternativa Gallega de Izquierdas: ha pasado de nada a 9 representantes. AGE es una coalición de la Izquierda Unida de Galicia, a la que se ha sumado un líder, Beiras, que acababa de fundar un partido nuevo, ANEVA, después de separarse del Bloque. A Esquerda Unida y a Beiras se añadieron otros retales, Equo y Espacio Ecosocialista, o sea, el factor verde.

Los comentaristas políticos han explicado este éxito electoral en Galicia por la concurrencia de dos factores: el ascenso que venía teniendo Izquierda Unida y la capacidad de liderazgo de Beiras. Posiblemente los comentaristas políticos tengan razón, pero yo creo que hay otros factores a considerar. Uno es la presencia desinteresada de Equo y los Ecosocialistas (entre los 9 representantes elegidos ninguno pertenece a esos grupos); el otro es la ausencia de siglas históricas o conocidas.

Nunca podremos saber cuánto han aportado Equo y el factor verde a los resultados obtenidos. Hay que considerar, sin embargo, que su presencia en las redes es muy destacada y que dispone allí de elevada simpatía. Si el voto obtenido por AGE procediese en alguna medida de abstencionistas y de jóvenes (y no exclusivamente de nacionalistas y socialistas desengañados), el factor verde podría haber sido importante. El otro elemento, la ausencia de siglas conocidas, tiene también su valor, primero porque desliga a esta coalición electoral de los desprestigiados partidos políticos existentes y, segundo, porque manifiesta unidad frente al sectarismo reinante. Eso ha permitido a alguna gente dejar de pensar en votos útiles y optar por un voto deseado y viable, con lo que ha hecho el esfuerzo de ir a votar. En todo ello, el mayor mérito es de Esquerda Unida Galega. Es verdad que le ha compensado su generosidad, pues ha pasado de 0 a 100 o a 500 en presencia parlamentaria.

A mí no me han sorprendido los resultados. De hecho, ha ocurrido lo que yo deseaba y, en alguna medida, presagiaba en este blog los días 20 de abril y 29 de agosto. Con el ánimo que proporciona ver refrendado por la realidad el pensamiento teórico, quiero añadir otra observación: toda la esperanza que trae la improvisada “Syriza” (que, por cierto, quiere decir Coalición de Izquierdas y Ecologista) gallega tiene que contrastarse en el inmediato futuro, no formando un nuevo partido que asiente lo conseguido, sino con la participación abierta de la pluralidad ideológica de la izquierda y de la gente, que precisen propuestas, movilicen a la sociedad y controlen a las personas elegidas. Es tarea que habrá que evaluar.

Marcelino Flórez

 

 

Memoria de las víctimas, Historia y Política

A %d blogueros les gusta esto: